www.gotthardstr.herobo.com

www.gotthardstr.herobo.com
autos motos wallpapers imagenes vehiculos vehiculos terrestres acuaticos barcos yates aviones


Mas recientes

  • preguntanos
  • cienciassocialesjmc 2011
  • peter willmott
  • primero justicia exige a la an desengavetar la ley del primer empleo
  • radaris find intelligence on m mirasol at
  • viii los beneficios de la radiacion en la medicina
  • cv espanol leonardo lustgarten
  • consolas mixers pre
  • red liberal
  • sacerdotes operarios diocesanos
  • mps publish report on piracy off the coast of somalia
  • somalia el pais mas corrupto del mundo segun transparencia
  • observatorios pyme regionales
  • la mala racha de christina aguilera
  • venado tuerto cae una avioneta y mueren todos sus ocupantes
  • black white red enero 2011
  • en madrid se respeta bastante al ciclista
  • la actriz y la elefanta
  • animales de circo
  • los diez mandamientos en la biblia
  • mysql slideshow jquery
  • el primer mandamiento con promesa
  • convocan a manifestacion por pesimas condiciones en que se
  • boc 132 lunes 10 de julio de 2006
  • liderazgo espiritual
  • del sistema universitario de canarias por el real decreto 557
  • textos clasicos del yoga
  • iglesia sendas de vida abnegacion el camino de la cruz
  • carpanta en el museo
  • que caro esta to
  • customer charter
  • instruccion espiritual spiritual instruction de bhagavan sri
  • abril 2011
  • segunda fase do morar carioca prioriza favelas perto de
  • mundo del futbol femenino 18 04 2011
  • sociedad deportiva oyonesa
  • varios autores
  • rios la milagrosa infraestructura de nuestras comunidad
  • gastronomia de villamanrique
  • todopoderoso 1 y todopoderoso 2
  • chistes mujeres vs hombres archivos
  • estudios cientificos pildora del dia despues microabortivo
  • como un nino se vuelve asesino en serie
  • el aborto quimico
  • medicamentos recomendados en manejo de pacientes
  • monografia metodos de barrera
  • aborto gt aborto metodos quirurgicos
  • noticias sobre la pildora del dia siguiente
  • biogenmol bioindicadores
  • un oso siempre regresa a su manada



  • 1 2 3 4 5 6 7

    beruby.com - Empieza el día ahorrando

    Publicidad 

         
    Ultimos Posts



    Descripcion:
    HPV-cancer es una publicación cuyo objetivo es dar a conocer a los profesionales de la medicina y a toda persona interesada en el tema del papilomavirus, información actualizada sobre los avances más relevantes en materia de investigación, diagnóstico, prevención y tratamiento.

    El VPH (virus del papiloma humano) es un virus común que afecta a hombres y mujeres. La mayoría de los tipos de VPH son inocuos, no causan síntomas y desaparecen espontáneamente. Unos 30 tipos de VPH se conocen como VPH genitales porque afectan al área genital. Algunos de ellos son de alto riesgo y pueden causar la aparición de cáncer de cuello uterino o células anormales en el revestimiento cervical que a veces se hacen cancerosas. Otros son de bajo riesgo y pueden causar verrugas genitales y alteraciones del cuello uterino que son benignas (es decir, anormales, pero no cancerosas).

    Cualquier persona que realice algún tipo de actividad sexual que suponga contacto genital puede contraer un VPH genital. Como muchas personas infectadas por este virus no tienen signos ni síntomas, pueden transmitirlo sin siquiera saberlo. El VPH es más frecuente de lo que se cree. En EstadosUnidos, aproximadamente 20 millones de personas estabaninfectadas por un VPH genital en el 2005, y cada año sediagnostican más de 6 millones de nuevas infecciones por VPH genital.

    La infección por el VPH puede no tener signos ni síntomas, por lo que probablemente no sabrá que la ha contraído. La mayoría de las mujeres son diagnosticadas de infección por el VPH a raíz de una prueba de Papanicolaou anormal. El Papanicolaou (o citología exfoliativa) es parte de una exploración ginecológica y ayuda a detectar células anormales en el revestimiento del cuello del útero antes de que tengan la oportunidad de transformarse en lesiones precancerosas o en cáncer de cuello uterino. Muchas lesiones cervicales precancerosas (alteraciones que pueden conducir a un cáncer) se deben al VPH y pueden ser tratadas eficazmente si se detectan pronto. Por eso es tanimportante el diagnóstico precoz. Actualmente existe una prueba que es especifica para la deteccion del virus del Papiloma Humano que puede detectar la presencia del virus incluso antes de producir alteraciones en las celulas del cuello uterino, recibe el nombre de: CAPTURA HIBRIDA O ADN HPV TEST.

    En la mayoría de las personas, las defensas del organismoson suficientes para eliminar el VPH. Si no se eliminan, algunos tipos de VPH causan verrugas genitales. Otros tipos originan unas alteraciones en las células que revisten el cuello del útero que pueden conducir a lesiones precancerosas e incluso a cáncer de cuello uterino más adelante.

    Como muchas personas infectadas por el VPH no tienen signos ni síntomas, pueden transmitir el virus sin saberlo. Tras el contacto sexual con una persona infectada, pueden aparecer verrugas genitales en semanas, meses o años, o no aparecer nunca. Las verrugas genitales son muy frecuentes. Se calcula que,en 2003, sólo en los Estados Unidos se dieron más de 260,000 casos nuevos de verrugas genitales.

    Existen muchos tratamientos disponibles para las verrugas genitales o anales. La mejor opción depende de factores como el tamaño y ubicación de las verrugas, conveniencia y costo. Los pacientes deben consultar con sus doctores para determinar el mejor tratamiento para ellos.

    Existen dos tipos de tratamiento, aquellos que se aplican por parte de un proveedor de cuidado de salud y aquellos que el paciente puede usar en casa. No existen tratamientos sin fórmula médica o sin aprobación de su proveedor de salud. Nunca trate usted mismo las verrugas, sin la guía de un doctor.

    La displasia cervical es el crecimiento anormal de células en la superficie del cuello uterino y, aunque no es un cáncer, se considera una condición precancerosa. Dependiendo de la magnitud de los cambios, la condición se categoriza más ampliamente como:

    Las células anormales del cuello uterino, también llamadas displasia cervicouterina, son células del revestimiento del cuello uterino que han cambiado de aspecto. Cuanto más importante es la anormalidad en el cuello uterino, más probable es que aparezca un cáncer en el futuro. En la mayor parte de los casos, esta evolución tarda varios años, aunque en raras ocasiones puede producirse en poco tiempo.

    La forma habitual de detectar células anormales en el cuello uterino es la prueba de Papanicolaou. Se pueden realizar pruebas adicionales, como la detección del ADN del VPH, una colposcopia y una posible biopsia. Una biopsia anormal puede notificarse como NIC (neoplasiacervical intraepitelial) . La denominación NIC, unida a un número (1 a 3), describe hasta qué espesor del revestimiento del cuello uterino hay células anormales. Un diagnóstico

    La mayor parte de las células del revestimiento del cuello uterino terminarán por desaparecer espontáneamente. Si las anormalidades son leves, el profesional de atención médica puede optar por vigilarlas estrechamente. Si las anormalidades son más importantes, eliminarlas casi siempre previene la futura aparición de un cáncer de cuello uterino. Los métodos usados habitualmente para tratar las células anormales del cuello uterino consisten en congelación, eliminación con un instrumento eléctrico y cirugía convencional. Puede que sea necesario repetir el tratamiento si reaparecen células anormales.

    El cáncer de cuello uterino es el cáncer del cérvix, que es la parte del útero que conecta la parte superior de éste (la matriz) con la vagina. El cáncer de cuello uterino es una enfermedad grave y

    Cuando una mujer se infecta con ciertos tipos de VPH de alto riesgo y no elimina la infección, pueden aparecer células anormales en el revestimiento del cuello uterino. Si no se descubren pronto y se tratan, estas células anormales pueden convertirse en lesiones cervicouterinas precancerosas y luego posiblemente en cáncer.

    Aproximadamente la mitad de las mujeres diagnosticadas de cáncer de cuello uterino tienen entre 35 y 55 años. De lo que quizá muchas de ellas no se den cuenta es de que muy probablemente estuvieron expuestas a uno de los tipos de VPH de alto riesgo entre los 15 y los 30 años. La American Cancer Society calculó que en el año 2005, en Estados Unidos, se diagnosticaron 10,370 casos nuevos de cáncer de cuello uterino y 3,710 mujeres murieron de esta enfermedad.

    La forma habitual de detectar el cáncer de cuello uterino es la prueba de Papanicolaou. Si los resultados de esta prueba indican que tiene células anormales del cuello uterino, es importante que siga las recomendaciones de su profesional de atención médica respecto de la realización de más pruebas, como someterse a una prueba de detección del ADN del VPH, una colposcopia (exploración del cuello uterino a través de un aparato que amplifica la imagen) y quizá una biopsia (obtención de una muestra de tejido para analizarla en el laboratorio).

    Los tres métodos principales son la cirugía (una operación para extirpar el cáncer), la radioterapia (con radiación de alta energía para destruir las células cancerosas) y la quimioterapia (con medicamentos que interfieren el crecimiento de las células cancerosas). En ocasiones, el tratamiento incluye dos o más de estos métodos. Antes de elegir un tratamiento, el profesional de atención médica estudiará el tamaño del cáncer, si se ha extendido, la edad de la mujer y su estado de salud general, así como sus preferencias. Un tratamiento adecuado para una persona puede no serlo para otra.

    Es una enfermedad maligna producida por la división y crecimiento descontrolado de las células que forman alguna de sus estructuras, con capacidad para invadir los tejidos y estructuras sanas de alrededor y otros órganos a distancia.

    El útero forma parte del aparato reproductor femenino. Tiene forma de pera invertida y está situado en la pelvis, entre el recto y la vejiga. Está formado por dos partes: la zona más inferior situada en el interior de la vagina llamada cérvix o cuello del útero por ser de forma más alargada y estrecha ; y la parte más ancha, situada por encima del cuello, se denomina cuerpo del útero y está constituido por dos capas. La más interna se denomina endometrio. Por fuera de ella se sitúa la capa muscular o miometrio, que es la que realiza las contracciones del útero durante el parto.

    El cuello del útero cuelga en el interior de la vagina. La mucosa que lo recubre y que está en contigüidad con la vagina se denomina ectocérvix, mientras que la que recubre el conducto o canal cervical que lleva hasta la cavidad del cuerpo uterino se denomina endocérvix. La mayoría de los tumores aparecen en la zona de unión del ectocérvix y el endocérvix.

    Dependiendo del lugar de origen existen fundamentalmente dos tipos de cáncer de cuello uterino: el carcinoma epidermoide derivado del ectocérvix y del fondo de la vagina y el adenocarcinoma. Este último procede de las células del interior del cuello del útero (canal cervical).

    Antes del desarrollo definitivo de un cáncer de cérvix, incluso años antes, aparecen cambios premalignos en las células. Estos cambios pueden denominarse de varias formas: displasia o neoplasia intraepitelial cervical (CIN).

    Las lesiones precancerosas así como las fases más tempranas del cáncer de cérvix, generalmente no causan ningún síntoma. Sólo se detectan si la mujer acude regularmente a su ginecólogo y se realiza un estudio específico para detectarlas (test de Papanicolau).

    Cuando el tumor está más avanzado, el síntoma que con mayor frecuencia aparece es la hemorragia vaginal anormal. Esta hemorragia aparece entre reglas o tras las relaciones sexuales. En mujeres menopáusicas cualquier sangrado vaginal debe ser consultado con el ginecólogo

    Esta prueba consiste en la visualización del cuello del útero a través de un aparato denominado colposcopio. Este es similar a un pequeño microscopio con una luz potente que permite visualizar la vagina y el cuello del útero para la localización de la zona alterada.

    Es el crecimiento anormal de células en la superficie del cuello uterino y, aunque no es un cáncer, se considera una afección precancerosa. Dependiendo de la magnitud de los cambios, la afección se clasifica más ampliamente como:

    Los HPV son virus DNA de doble cadena sin envoltura y simetría icosaédrica con cápside de 72 capsómeros y de la familia Papovaviridae, que infectan preferencialmente las células epiteliales, donde crecen lentamente y se autorreproducen en el interior del núcleo.

    Habitualmente los HPV se dividen en cutáneos y mucosos. Los HPV cutáneos (tipos 1, 2 y 4) son los causantes de las verrugas comunes y plantares. Entre los más de 120 tipos de papilomavirus identificados molecularmente, alrededor de 40 pueden infectar la mucosa genital mediante transmisión sexual, y entre 13 y 18 son considerados altamente carcinogénicos, oncogénicos o de alto riesgo.

    La mayoría de estos HPV de alto riesgo están además relacionados filogenéticamente, el HPV 16 con los tipos 31,33,35,52,58 y el HPV 18 con los tipos 39,45,59,68. Estudios epidemiológicos sobre la prevalencia de los diferentes tipos de HPV en el cáncer de cérvix muestran sin embargo que la mayoría de los cánceres cervicales (60 a 72%) están relacionados con sólo dos tipos: el HPV 16 y el HPV 18.

    Por otro lado, la infección con virus considerados de bajo riesgo oncogénico, fundamentalmente los tipos 6 y 11, puede causar verrugas anogenitales (condilomas acuminados) y neoplasias intraepiteliales de bajo grado de vagina, vulva, cérvix, pene y ano.

    A pesar de la exposición frecuente de las mujeres a los Virus Del Papiloma Humano (VPH), la aparición de neoplasia cervical es poco común. La mayoría de las anomalías cervicales causadas por la infección por VPH tienen poca probabilidad de progresar a Neoplasia Intrepitelial Cervical (NIC) o a cáncer cervicouterino , pues la mayoría retroceden por sí mismas. El largo plazo que transcurre entre la infección inicial y la enfermedad evidente indica que pueden ser necesarios varios cofactores (diferencias genéticas, efectos hormonales, carencias de micronutrientes, tabaquismo o inflamación crónica, tipo de cepas virales) para que avance la enfermedad. La regresión espontánea de la NIC también parece indicar que muchas mujeres pueden no estar expuestas a dichos cofactores. Estudios han revelado que la mayoría de las lesiones de bajo grado son transitorias; que en la mayoría de los casos vuelven a la normalidad en plazos relativamente cortos o no progresan a formas más graves. En cambio, es mucho más probable que la NIC de alto grado se convierta en cáncer invasor, aunque también algunas de estas lesiones persisten como tales o retroceden. El intervalo medio para que los precursores progresen a cáncer invasor va de 10 a 20 años.

    Algunos estudios han intentado resumir las tasas de regresión, persistencia y progresión de la NIC. Aunque estos estudios tengan muchas limitaciones, proporcionan ciertas pistas sobre el comportamiento biológico de tales lesiones. La probabilidad acumulada para todos los grados de NIC estudiados tanto por citología como por histología es de 45% de regresión, 31% de persistencia y 23% de progresión. Las tasas de progresión a cáncer invasor en estudios de seguimiento por biopsia de pacientes con carcinoma in situ se situaban entre 29% y 36% .

    Éste es el término médico para la prueba de Papanicolau con resultados inconclusos. Dicho de otra manera, las células escamosas (células delgadas y planas, similares a las escamas de los peces, que se encuentran en varias partes del cuerpo como en el cuello uterino) no se ven plenamente normales, pero tampoco totalmente anormales. Aproximadamente entre el 3 y el 10% de los resultados de pruebas de Papanicolau caen dentro de la categoría ASC-US. Alrededor del 60 por ciento de las veces, es una falsa alarma: no hay VPH ni se han formado células anormales. El 40 por ciento de mujeres restantes tiene VPH, sin embargo, sólo en la mitad de ellas se detectan cambios en las células cervicales (mayormente de leves a moderados).

    Un término general empleado para describir el crecimiento de células anormales en la superficie del cuello uterino. Se utilizan números del 1 al 3 (como NIC 1 ó NIC 3) para indicar el grado de cambios anormales que se han desarrollado. NIC 1 equivale a displasia leve (células anormales), que frecuentemente desaparece por sí sola sin tratamiento. NIC 2 ó 3 equivale a displasia de moderada a grave (células precancerosas que requieren tratamiento).

    Una técnica en la cual se examinan la vagina y la superficie del cuello uterino bajo un microscopio iluminado o colposcopio para ver indicios de células precancerosas o cáncer. A menudo se hace una biopsia al mismo tiempo.

    Cuando el resultado de una prueba parece normal, pero en realidad no lo es. En el caso de la prueba de Papanicolau, esto sucede cuando las células cervicales examinadas bajo el microscopio son interpretadas erróneamente como saludables, permitiendo que las células anormales sigan creciendo sin control.

    Cuando el resultado de una prueba parece anormal, pero en realidad no lo es. En el caso de la prueba de Papanicolau, esto sucede cuando las células cervicales examinadas bajo el microscopio son interpretadas erróneamente como anormales, lo que hace necesarias más pruebas y causa ansiedad.

    La Administración de Alimentos y Medicamentos, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos que regula las pruebas de medicamentos, dispositivos y análisis y aprueba productos médicos nuevos para su venta basándose en la evidencia de seguridad y eficacia.

    Displasia de moderada a grave (células cervicales precancerosas), también llamada NIC-2 ó NIC-3, diagnosticada mediante colposcopia y biopsia. Si se confirma con la colposcopía, tales cambios celulares pueden evolucionar a cáncer y deben eliminarse mediante un tratamiento.

    Una de las infecciones venéreas más comunes, afecta alrededor del 80 por ciento de todas las mujeres en algún momento de la vida antes de los 50 años de edad. VPH es el nombre de un grupo de virus que abarca a más de 100 tipos. Cerca del 30 por ciento se transmiten por contacto directo íntimo, primordialmente en el acto sexual. La mayoría de ellos son de "bajo riesgo", o sea que no son cancerígenos. Sin embargo, alrededor de una docena son de "alto riesgo", o sea que sí pueden evolucionar a cáncer si el sistema inmunológico no los suprime o elimina.

    Células ligeramente anormales, también llamadas de NIC-1, diagnosticadas con una colposcopia y a veces con una biopsia. En la mayoría de los casos, estos tipos de células cervicales anormales desaparecen por sí solas sin tratamiento.

    Prueba que consiste en extraer una muestra de células cervicales durante el examen ginecológico para ser examinada bajo el microscopio para detectar anomalías. En la prueba de Papanicolau convencional, una muestra de células cervicales se unta sobre un portaobjetos para su examen. En la nueva prueba "con líquido" de Papanicolau (de marca ThinPrep o SurePath), las células cervicales se suspenden en una solución antes de colocarse en el portaobjetos, algo que muchos doctores piensan que permite examinarlas con mayor detenimiento. La prueba de Papanicolau fue nombrada en honor de su inventor, el Dr. George Papanicolau.

    Sí, los hombres pueden contraer el VPH de la misma manera que las mujeres, a través del contacto directo íntimo (genital), usualmente en el acto sexual (vaginal o anal). Sin embargo, el VPH rara vez causa problemas de salud serios a los hombres, sobre todo si sus sistemas inmunológicos están sanos.

    El VPH es muy común tanto en hombres como en mujeres. Es difícil estimar concretamente su incidencia en los hombres, ya que en Estados Unidos no se han hecho estudios a gran escala con varones y no existe una Prueba de VPH para hombres aprobada por la FDA. No obstante, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que más de la mitad de los hombres estadounidenses contraerán el VPH en algún momento de sus vidas.

    El virus del VPH usualmente no causa ningún síntoma. Incluso si el virus provoca cambios en las células de la piel, a menudo éstos son tan leves que pasan inadvertidos (y no son causa de preocupación). Cuando el virus del VPH sí provoca cambios visibles, el resultado más común son las verrugas genitales, las cuales generalmente aparecen alrededor del ano o en el pene, el escroto (testículos), la ingle o los muslos. El aspecto de estas verrugas es variable, desde parches pequeños y escamosos hasta abultamientos pronunciados. Las verrugas genitales no son preocupantes y pueden tratarse, aunque pueden volver a aparecer si el sistema de inmunidad del organismo no ha suprimido totalmente el virus del VPH. En raras ocasiones, los tipos de "alto riesgo" del VPH pueden causar ciertos tipos de cáncer como el del pene o ano (éste último generalmente en hombres homosexuales, bisexuales o VIH positivos).

    No es necesario que suspenda las relaciones sexuales con su compañera si la prueba de VPH resultó positiva. El virus comúnmente se transmite entre compañeros sexuales y al momento de detectarse, es muy probable que ya haya ocurrido el contagio. Además, una vez que se ha contagiado un determinado tipo del virus, hay poco riesgo de un efecto 'ping-pong', es decir que se contagien el mismo tipo de virus una y otra vez. (Dicho de otra manera, el mismo tipo de virus no pasa sucesivamente del uno al otro.) Sin embargo, si usted tiene relaciones sexuales con una persona distinta, puede transmitirle cualquier tipo de VPH que esté "activo" en su cuerpo y viceversa.

    Recuerde: el VPH no es una señal de infidelidad. El VPH puede estar "silencioso" por muchos años antes de ser detectado por la prueba. Es posible que su compañera haya tenido el VPH por largo tiempo y no hay manera de saber cuándo o quién se lo transmitió.

    Debido a que el VPH es tan común, es difícil evitarlo totalmente. Se puede esperar que usted lo contraiga en algún momento de su vida. Tener relaciones sexuales con tan sólo una persona puede bastar para contraer o propagar el virus.

    Usa un condón si la relación no es monógama y de largo plazo por ambas partes.

    Debido a que la mayoría de infecciones genitales con VPH no presentan síntomas y millones de personas ya están infectadas, prevenir la infección con VPH es muy difícil. Por otro lado, la mayoría de las infecciones con VPH permanecen completamente silenciosas y nunca causan problemas de salud serios, de tal manera que puede resultar menos importante prevenir VPH que la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual.

    La siguiente forma mas segura de reducir el riesgo, es tener contacto sexual con una pareja que solamente tenga sexo con usted (monogamia mutua). Si alguno de ustedes tiene otra pareja sexual, es posible que usted tal vez ya esté infectado con el virus VPH y pasarlo a su pareja.

    Para aquellos que deciden estar sexualmente activos, los condones deben usarse correctamente y consistentemente para reducir la posibilidad de transmisión.Por favor note: El condón masculino no es tan efectivo en prevenir la transmisión con VPH, como si lo es para prevenir otras enfermedades de transmisión sexual ETS. El condón femenino provee mayor cobertura y por lo tanto ofrece mayor protección.

    Evite el contacto sexual con otra pareja si usted o su pareja, tienen verrugas visibles sin ser tratadas ( o protuberancias que puedan ser verrugas), cerca o en su área genital o si alguno en la pareja ha sido diagnosticado recientemente y no ha sido tratado con anormalidades detectadas con Papanicolao.Sin embargo tal vez no sea necesario evitar toda actividad sexual con una pareja regular. Si usted sospecha que usted puede tener verrugas genitales u otra infección causada por VPH (o cualquiera otra enfermedad de transmisión sexual), busque ayuda médica de inmediato.

    Usted debe notificar su actual pareja si usted tiene VPH. Si usted ha sido diagnosticado recientemente con verrugas genitales, usted debe informar a todas sus parejas con las que ha tenido sexo durante los 3 meses anteriores a la aparición de las verrugas.

    LA CITOLOGIA EN BASE LIQUIDA HA SIDO CONSIDERADA EN LOS ULTMOS AÑOS, UNA IMPORTANTE ALTERNATIVA PARA AUMENTAR LA SENSIBILIDAD DEL EXAMEN CITOPATOLOGICO CERVICO-VAGINAL, ESPECIALMENTE POR LA POSIBILIDAD DE MENOR PERDIDA DE CELULAS EN LA PREPARACION DE LA MUESTRA Y UNA MEJOR DISTRIBUCION CELULAR.

    Sanofi Pasteur MSD, la joint venture entre Sanofi Aventis de Francia y Merck Co de EEUU, ha comunicado que su vacuna para el virus papiloma humano Gardasil previene la mayoría de las enfermedades genitales causadas por los tipos 6, 11, 16 y 18 de este virus. El resultado, el cual está basado en los datos de un estudio clínico Fase III, fue presentado en la reunión de este año de la Conferencia Internacional de Virus Papiloma en la capital china Beijing.

    Durante el ensayo, que reunió 3.819 mujeres entre 24 y 45 años, los participantes recibieron en forma aleatoria tres dosis de Gardasil el primer día del segundo y sexto mes del estudio de 48 meses, o placebo. La prueba de Pap y cérvico-vaginal que se llevó a cabo en intervalos de seis meses a lo largo de la evaluación, demostró que la vacuna fue efectiva en prevenir la enfermedad clínica, incluyendo lesiones pre-cancerígenas, en el 92% de los casos.

    Patrick Poirot, vicepresidente de asuntos médicos y científicos en Sanofi Pasteur MSD, dijo: las mujeres continúan con un riesgo significativo de desarrollar virus papiloma humano relacionado con enfermedades genitales a lo largo de su vida. Estos nuevos resultados sugieren que Gardasil tiene una eficacia comparable en mujeres mayores que la mostrada en niñas y mujeres jóvenes.

    La hiperplasia epitelial focal es una rara lesión benigna causada por el papilomavirus humano subtipo 13 y 32. La condición ocurre en numerosas poblaciones y grupos étnicos. Con una incidencia alta en comunidades cerradas y en los miembros de una familia que sugiere una patogenia infecciosa.

    Los PAP clasificados como "limítrofes" o ASCUS suelen ser ambiguos, y reclasificados a un grado de riesgo menor o mayor en una posterior revisión (normal o LSIL). La probabilidad de errores de clasificación aumenta con la edad de la mujer, posiblemente debido al hipoestrogenismo y al envejecimiento del epitelio cervical. El aumento de los errores de clasificación con la edad hace que menos PAP equívocos o de bajo grado sean confirmados por la colposcopia en mujeres de edad avanzada.

    Dada la asociación del cáncer cervical con ciertos tipos de HPV de alto riesgo, sería conveniente en los casos de PAP equívoco efectuar pruebas para HPV con el fin de detectar las pacientes de alto riesgo. En efecto, las mujeres con citologías normales, negativas para HPV, se encuentran en riesgo extremadamente bajo para desarrollar CIN 3 o mayor, mientras que las mujeres con prueba positiva para HPV de alto riesgo se encuentran en mucho mayor peligro, lo que justifica su derivación para evaluación colposcópica. La objetividad de las pruebas para HPV sirve para esclarecer el significado de un Papanicolaou equívoco.

    Estudios recientes utilizando el método de "captura híbrida 2" (CH2) han hallado que el método tiene una sensibilidad de 90% a 96% para CIN de alto grado (2 y 3), en comparación con el 75% para el PAP convencional, y 85% para el PAP obtenido en medio líquido. El estudio ASCUS/LSIL Triage Study (ALTS) señaló que la repetición del PAP ante una citología dudosa nunca logra el mismo nivel de detección de CIN 3 que la prueba para HPV, independientemente de la edad de la paciente. Dada la seguridad que brinda una sola prueba negativa para HPV, las guías de la ASCCP recomiendan repetir el PAP en los casos de ASCUS negativos para HPV a los 12 meses.

    Según un estudio publicado en la revista cientifica Journal of Medical Virology, la carga de virus del papiloma humano puede ayudar a determinar el riesgo de cáncer de cuello uterino, si bien estos datos no modifican hasta el momento la conducta terapéutica.

    El reconocido ginecólogo-obstetra dominicano, profesor Ángel Caputo fue uno de los muchos asistentes al Simposium internacional sobre patologías del tracto genital. En esta foto cuando visitaba el área de exhibición del Laboratorio

    Digene Corp. (Nasdaq: DIGE) ha anunciado que un análisis de 11 estudios europeos y norteamericanos con más de 60.000 mujeres, publicado en el ejemplar de abril de la International Journal of Cancer, mostró que el análisis de los tipos de papilomavirus humano (VPH) de alto riesgo es una herramienta más sensible para la exploración del cáncer cervical que la citología. Digene comercializa el único test aprobado por la FDA y que posee la certificación Comunidad Europea para el VPH de alto riesgo, un virus común responsable de prácticamente todos los casos de cáncer cervical.

    "Aunque la llegada de las primeras vacunas VPH, será de gran beneficio, no ofrecen protección contra todos los tipos importantes de VPH y no se han demostrado ser efectivos en mujeres ya infectadas por tipos de alto riesgo de los virus. Así, durante varias décadas, continuará siendo vital para los sistemas de cuidado sanitario el uso de las técnicas de exploración más efectivas para identificar mujeres con riesgo de cáncer cervical. En Estados Unidos, eso es una combinación de citología y test VPH en todas las mujeres de 30 años y más, lo que ofrece prácticamente el 100 por cien de sensibilidad y valor de predicción negativo, la capacidad de decir con fiabilidad que una mujer no está en riesgo".

    Posiblemente escuchamos hablar con mucha frecuencia del virus del papiloma humano (HPV) e inmediatamente lo asociamos a cáncer, sobre todo a cáncer en el cuello del útero (cervix) y también es probable conocer a alguien que se encuentra en estado de pánico porque le diagnosticaron la presencia del virus. Pero es importante conocer los siguientes datos:

    Existen mas de 100 tipos diferentes del Virus del Papiloma Humano, de 30 a 40 infectan el tracto genital en hombres y mujeres y solo un pequeño grupo de ellos denominados de Alto Riesgo pueden producir el cáncer cervical.

    A la edad de los 50 años el 80% de todas las mujeres han adquirido una infección a nivel genital por el virus del papiloma humano y actualmente tenemos más de 600 millones de personas infectadas en el mundo. En nuestro país se estima que entre el 9 y el 20% por ciento de la población esta infectada..

    Dependiendo el tipo de cepas virales serán las manifestaciones clínicas, por ejemplo las verrugas genitales que se conocen con el nombre de condilomas la producen las cepas virales 6 y 11 en mas del 90% de las veces y no se asocia a cáncer.

    Lamentablemente las cepas virales de Alto riesgo no producen síntomas y solo se diagnosticaban cuando ocurrían alteraciones citológicos (en las células) del cuello cervical y todavía aun peor el Papanicolaou que ha sido la prueba mas utilizada para la prevención del cáncer del cuello no siempre diagnostica la presencia del virus y cuando lo sugiere no puede decir si son sepas de Alto Riesgo.

    Como Habíamos dicho anteriormente decir Virus del Papiloma Humano No es Decir Cáncer, solo las cepas de Alto Riesgo predisponen a esta patología y de echo el cáncer cervical en el 99.7 % de las veces esta asociado a infección por cepas de Alto Riesgo. Es por eso que en los Estados Unidos se recomienda para la prevención a toda mujer a partir de los 30 años se realice de manera rutinaria esta prueba cada 3 años junto al Papanicolaou. Además debe realizársela todas aquellas con pruebas citológicas (Papanicolaou) alteradas o ante sospecha de patología cervical independientemente de la edad . Esta prueba es la única aprobada por la Food And Drug Administration (FDA) y ya esta disponible en nuestro país. Pregúntele a su medico !






    www.gotthardstr.herobo.com Todos los derechos reservados